El panel de instrumentos de la embarcación Bad Romance no funcionaba en lo absoluto.

Este fue un proyecto integral que abarcó los siguientes puntos:

  • Diagnóstico: se llegó a la conclusión de que los tacómetros y los demás indicadores no funcionaban y necesitaban ser reemplazados.
  • Reingeniería: los indicadores anteriores eran anticuados y poco convenientes, además de que no se contaba con ningún sistema de protección contra emergencias. Con base en esto se rediseñó por completo el panel de instrumentación, se diseñó y cortó el plástico sobre el cual van montados, se ensamblaron las conexiones eléctricas y se tomó la decisión de incluir en el panel una alarma y un LED que se activan en caso de alguna emergencia con las máquinas.
  • Instalación: se montó el panel de instrumentos sobre el barco y se conectaron los indicadores con los sensores correspondientes en el motor.